miércoles, 9 de febrero de 2022

Dos colegios públicos de Las Tablas ponen este mes a prueba la participación de 1.300 familias para conseguir la Jornada Escolar Continua

Dos tercios de participación sobre el total del censo y dos tercios de votos afirmativos sobre el total de votos emitidos. Mínimo. O nada.

Ese es el difícil listón que van a tener que superar dos colegios públicos de Las Tablas para conseguir que un posible apoyo mayoritario de las familias a la Jornada Escolar Continua sea tenido en cuenta por la Consejería de Educación.

Y es que este mes de febrero cerca de 1.300 familias del barrio están llamadas a votar sobre el tipo de horario escolar que prefieren para sus hijos a partir del próximo curso 22/23. Sobre la mesa, dos posibilidades: o bien mantener la actual Jornada Continua (vigente desde 2020 en la Comunidad de Madrid como mejor opción ante la crisis sanitaria), o recuperar a partir del próximo curso la antigua Jornada Partida.

La cita con las urnas, tras ser aprobada por sus respectivos Consejos Escolares, se llevará a cabo en los CEIP Leopoldo Calvo Sotelo y CEIP Gabriela Mistral, ambos con alumnado de Segundo Ciclo de Educación Infantil (3 a 6 años) y Educación Primaria (6 a 12 años). Dos colegios públicos que, entre ambos, suman en el presente curso académico casi 1.300 alumnos y un censo de posibles votantes en torno a 2.600 padres y madres.

Los partidarios de mantener los horarios escolares actuales no lo van a tener nada fácil, a pesar de que procesos similares en otros colegios indican que el apoyo de las familias a la Jornada Continua es mayoritario, en muchos casos de forma abrumadora. La ley autonómica que regula este tipo de procedimientos, vigente desde 2013, exige entre otros requisitos un mínimo de 2/3 de participación sobre el censo de progenitores y 2/3 de votos afirmativos sobre el total de votos emitidos para poder aprobar el cambio de jornada. 


Unas exigencias que han sido duramente criticadas por entidades sindicales como ANPE CSIF, que no han dudado en calificarlas de leoninas. "No parece razonable que la modificación de jornada escolar requiera una participación mayor y un mayor número de votos a favor que los necesarios para la aprobación de un Real Decreto o la investidura del Presidente de la Nación o de una Comunidad Autónoma", aseguran.

"El NO puede ganar sin un solo voto en las urnas. De ahí que no veáis campañas a favor de la jornada partida, no son necesarias. Es lamentable", afirma a este medio una madre de uno de los centros escolares del barrio.

"Tal y como está la normativa, la abstención en estas votaciones se convierte en decisiva. Basta con que el 35% de los padres no vaya a votar para que no se pueda cambiar el tipo de jornada", aseguraba Eva de Miguel, portavoz de la Plataforma por una Votación Justa, pocos meses después de la aprobación de la Orden que regula el procedimiento. Sin embargo, y aunque desde entonces no se ha cambiado la ley, son numerosos los colegios públicos madrileños que consiguen superar el listón. El último de ellos, el CEIP San José de Valderas (Alcorcón), que volvió a convocar elecciones este año después de que en 2020 se rechazara la propuesta con un 96% de votos favorables y una participación del 55%. 


Jornada Continua / Jornada Partida. ¿En qué se diferencian?

Aunque pueda parecer que las diferencias entre ambos modelos son significativas, lo cierto es que no afectan a los contenidos educativos ni al número de horas lectivas o los horarios de apertura y cierre del centro, sino únicamente a la distribución horaria de actividades escolares, que en la jornada continua permite que los alumnos que comen en casa no tengan que volver después al colegio. 

En la jornada partida, los alumnos almuerzan a partir de las 12:30 y reciben clases después de comer, por lo que los menores que comen en casa han de regresar al colegio por la tarde de 14:30 a 16:00 horas. 

En cambio, en la jornada continua el horario de comedor escolar se inicia a las 14 horas y todas las clases se imparten antes, de manera que los alumnos que almuerzan en casa no tienen que regresar después al colegio. Los menores que sí acuden al comedor escolar siguen saliendo en el horario habitual, las 16 horas.

A falta de estudios concluyentes sobre los beneficios psicopedagógicos de una u otra jornada, el debate de fondo se centra en cómo puede afectar la jornada continua a los servicios complementarios (comedor y actividades extraescolares), algunos de ellos gestionados por las AMPAS y cuyo principal temor es que desaparezcan o sufran una disminución en el número de alumnos que implique un aumento en los precios o un deterioro del servicio. 


Los colegios públicos con jornada continua, mayoría en Madrid y en España

La mayoría de Centros Públicos de Educación Primaria en la Comunidad de Madrid ya habían optado por la jornada continua antes de que se dictara la Orden de 2013. Desde entonces, y a pesar de las dificultades para cambiar el modelo, se han ido incorporando decenas de colegios después de pasar por procesos electorales donde han obtenido el apoyo mayoritario de las familias, tanto en voto como en participación, hasta alcanzar en 2019, justo antes de la pandemia, el 59,53% de los centros públicos de la región.

Según cifras actualizadas a 2021, la jornada continua estaba implantada en el 100% de centros públicos de Educación Primaria de Castilla la Mancha, Extremadura y Canarias, y entre el 70% y 90% en Andalucía, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla y León, Galicia, La Rioja y Murcia. 

Regiones como Aragón, Madrid, Navarra y la Comunidad Valenciana se mueven en porcentajes entre el 45% y el 65% de colegios públicos con jornada continua, mientras donde menos presencia se puede encontrar es en Cataluña y País Vasco, comunidades autónomas con unos requerimientos para aprobar el cambio de jornada (se necesitan 2/3 de votos afirmativos no sobre el total de votos emitidos, sino sobre el total del censo) que lo hacen prácticamente imposible.

En Colegios Concertados y Privados la implantación de la jornada continua es mucho menor, a veces residual, principalmente porque el tipo de jornada lo elige la Dirección del Centro, no el Consejo Escolar, donde están representadas las familias. Para este tipo de centros, donde las actividades complementarias suponen una importante fuente de ingresos, resulta muy difícil acceder a una modificación de horario escolar aunque el apoyo de las familias sea mayoritario, pues la iniciativa ha de partir desde la titularidad del colegio. /

Share:

22 comentarios:

  1. Me parece muy curioso que los principales que protestan por la dificultad de implantar la jornada continua sean precisamente los sindicatos de profesores. Cuando un sindicato se mete en estos temas claramente queda al descubierto que en esta decisión pesa más el beneficio del profesorado que el beneficio de los niños, que deberían estar en el centro de la decisión.

    También me hace gracia que haya padres quejándose de lo que difícil que es, cuando las votaciones en sus colegios queda claro que son una minoría los que quieren el cambio. La ley actual es garantista para que una minoría no imponga su opinión. Hay que tener en cuenta que cuando se elige un colegio los padres tomamos en cuenta muchas cosas, entre ellas el tipo de jornada.

    Si a mitad del ciclo educativo una minoría quiere el cambio se debe proteger a aquellos que no lo desean, por eso existe el quorum en la votación.

    Por ejemplo, se habla en esos panfletos que se tenga en cuenta sólo la mayoría de la votación y no el quorum basado en el censo.

    Por ejemplo en un colegio de 749 padres se emiten 266 votos (solo un 35% del censo). El 90% de los votos son favorables y se protesta porque es injusto.

    Pero ese voto favorable al 90% está concentrado únicamente en 241 padres, es decir unicamente un 30% del censo. ¿Realmente consideran más democrático un cambio de tal calado en el colegio con el apoyo de solo un 30% de los padres?

    Para ese mismo colegio si fuesen a votar los dos tercios que exige la ley (500 votos emitidos) y los dos tercios de los votos fuesen positivos (334 votos) la norma quedaría aprobada con el voto positivo tan solo del 44,59% del censo ¿¿Realmente eso se ve tan injusto??

    Lo dicho, en esta decisión prima más el beneficio de profesores y de padres que les conviene y viene bien reocoger a sus hijos antes y que no han pensado un poquito en aspectos pedagógicos y sociales


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vota y déjate de gaitas. Asignarse como propia la abstención (hay muchos padres que no tienen tiempo, o les pilla de viaje, o no les llega la información) está muy feo.

      Eliminar
    2. Como madre de hijos escolarizados en uno de estos Centros y para la que lo único que prima son sus hijos, he consultado con ellos sus preferencias, dado que ya tienen la experiencia de la jornada continuada por estos dos últimos cursos, y de la jornada partida por los años anteriores. La respuesta ha sido la misma, la jornada continuada. Si las circunstancias lo permiten también es importante escuchar a nuestros hijos.
      Por otra parte, cuando mi marido y yo tuvimos que tomar la decisión del colegio al que llevaríamos a nuestros hijos, en este barrio no hubo elección en cuanto a jornada, pues en todos los centros públicos la jornada era partida.

      Eliminar
    3. En ningún momento he dicho que la abstención sea buena, sólo pongo en duda la tergiversación que se hace en algunos foros sobre la injusticia y lo poco democrática que es la norma. Si no hay un mínimo de condiciones que se cumplan en la votación pues el resultado no se debe tomar como válido y punto.

      Realmente creo que quien no la quiera debería votar "no" y manifestar su voto. Es más, creo que el rechazo a ese tipo de jornada en las urnas con una participación alta es la respuesta necesaria para que en ciertos colegios se deje de marear la perdiz año tras año con un tema que lo único que siembra es discordia y mal ambiente entre el sector de los padres.

      Eliminar
  2. Pero eso pasa en todas las votaciones, estatales, de comunidades y municipales y se eligen gobiernos en todas ellas decisorios

    ResponderEliminar
  3. Que sí, que hay votaciones en las que no se requiere un porcentaje mínimo de participación, pero olvidamos que aquí estamos votando a algo que impacta directamente EN LAS NIÑAS Y NIÑOS, no es una decisión baladí.

    Creo que cuando se le está restando importancia a la decisión requiriendo un porcentaje de voto más pequeño para que sea válido estamos dejando de lado que es una decisión en la que se debe pensar en las alumnas y alumnos y no en el beneficio propio de las madres y padres.

    Debemos pensar en todos los niños a la hora de ir a votar y eso incluye niños con necesidades especiales, déficit de atención, y demás patologías a los que demasiadas horas de clase seguidas no les hace ningún bien.

    Debemos pensar en los niños de infantil donde las asociaciones pediátricas recomiendan que no coman tan tarde. Y no solo los de infantil, hay estudios rigurosos que relacionan el incremento de diabetes y sobrepeso cuando se come a horas tan tardías.

    Debemos pensar en los niños que tienen que quedarse en comedor porque las familias no pueden ir a recogerlos antes y las posibles consecuencias de una bajada importante de alumnos en el comedor. El servicio, al estar en manos privadas es un negocio y ante una bajada de alumnos y rentabilidad acabará repercutiendo en una peor comida para los niños.

    Pedir que cualquier porcentaje de voto sea válido para que la decisión se apruebe es permitir que el egoísmo de algunos que solo piensan en su ombligo sea el que tome decisiones sobre otras personas que no están de acuerdo en el cambio o que han visto que el cambio no es beneficioso para sus familias.

    Es lícito que alguien quiera el cambio de jornada en beneficio propio, pero una decisión tan importante no debe ser tomada a la ligera y mucho menos dejada en manos de unos pocos.

    Ya he dicho en mi comentario anterior que cumpliendo la regla de los 2/3 tanto en participación como en apoyo se puede aprobar la norma con menos del 50% de los padres votando a favor, por lo que no hay injusticia por ningún lado, solo manipulación de las cifras por cierto sector para su propio beneficio.

    ResponderEliminar
  4. Dos horas interpretando gráficos de un profesor de una universidad catalana que saca un 0,5% de aumento de la productividad infantil en la jornada partida. Mareada estoy.
    Luego le he preguntado a mis hijos.
    Y sí, tengo claro que hay que ir a votar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los profesores lo venden como maravilloso y que es estupendo para el rendimiento.

      Luego vas a los estudios serios que se han realizado y no hay tal beneficio ni perjuicio. A nivel de notas del alumnado el rendimiento es igual en ambas jornadas.

      Pesa más el nivel socioeconómico del barrio donde se vive que el propio tipo de jornada.

      Se explica muy bien en un estudio de la Fundación Ramón Areces (buscar Laura Hospido, Qué sabemos sobre el efecto del tipo de jornada escolar en el rendimiento académico).

      Eliminar
  5. ¿Alguien sabe cuántos colegios con jornada continua están pidiendo el regreso a la jornada partida? Por aportar.

    ResponderEliminar
  6. Pues ninguno porque es prácticamente imposible que los padres puedan pedir dar marcha atrás.

    Para volver a partida se requiere que haya unanimidad en:
    - Consejo escolar por parte de profesores
    - Claustro de profesores

    Al ser los profesores los principales impulsores de este cambio y mejorarles las condiciones laborales, pues al final es prácticamente imposible dar marcha atrás.

    Por eso hay que pensar muy bien el voto porque una vez cambiada la jornada no se puede volver atrás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero por lo que he leído las exigencias son las mismas que ahora, sólo que hacía jornada continua los profes y familias son más favorables y hacia jornada partida, las AMPAS. Es así? Por qué?

      Eliminar
    2. Sí, son las mismas. Pero en la mayoría de los coles ahora mismo la votación está impulsada por el profesorado y los padres, por no bloquearla en Consejo Escolar y dar la oportunidad de escuchar lo que piensan las familias, votan a favor de que se celebren.

      Pero estoy convencida de que si al pasar los 3 años los padres se dan cuenta que la jornada partida era mejor para sus hijos la votación se bloqueará por parte de los profesores y ejercerán su veto.

      Cuando hay sindicatos apoyando la jornada continua (que creo que poco velan los sindicatos por nuestras hijas e hijos) hay que coger "con pinzas" la opinión de los profesores y tener claro que una vez conseguido ese beneficio laboral no lo van a soltar.

      Eliminar
    3. Me puedes explicar a qué beneficio laboral te refieres? Por aportar.

      Eliminar
  7. No entiendo lo de los beneficios laborales de los profesores. Les acortan la jornada?

    ResponderEliminar
  8. En un artículo de El País el 25/01/2021 (¿Debería implantarse la jornada continua en los colegios tras la pandemia?):

    "Dentro del horario de trabajo de los docentes (37,5 horas semanales), 25 horas son de presencia obligada en los centros y las 12 horas y media restantes son una estimación del tiempo semanal dedicado al trabajo extra. Para el sindicato, desde un punto de vista laboral, es positivo salir antes y que el profesor, tras su hora de obligada permanencia en el centro al final de las clases, se organice su trabajo en casa como mejor le convenga"

    Es decir, aunque las horas obligatorias de trabajo en el centro son las mismas, salen antes.

    ¿Entendéis ahora por qué nunca se podrá marcha atrás y que cualquier intento por parte de los padres de volver a partida será infructuoso?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para que tengas toda la información, la hora de obligada permanencia en el centro es la misma para los docentes, sea cual sea la jornada del centro y por tanto, las horas restantes en sus casas, por el mismo motivo.

      Eliminar
  9. Acabo de leer el artículo y no habla mal ni de la jornada continua ni de las pretensiones de mejora laboral de los docentes. Si no hay merma en la atención a los alumnos, qué problema hay en que un sector intente mejorar sus condiciones laborales, como hacemos todos? Por otro lado, no crees que criminalizar así en genérico a los profes de nuestros hijos no contribuye a enturbiar el ambiente en los coles? https://elpais.com/mamas-papas/2021-01-25/deberia-implantarse-la-jornada-continua-en-los-colegios-tras-la-pandemia.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie criminaliza nada, yo solo estoy dando argumentos a la pregunta de cuantos coles dan marcha atrás con un hecho muy objetivo: ningún profesor va a querer dar marcha atrás en sus derechos laborales, como cualquier otro.

      Para mi misma el problema no es ese: es que se piensa sólo en la conciliación de unos (los profesores) y los otros (los padres que tienen la suerte de poder salir todo el temprano del trabajo) pero no se pone en el centro del debate lo que realmente importa: las niñas y niños.

      Y cuando no se piensa en las niñas y niños nos dejamos atrás las niñas y niños con transtornos de la atención y que la jornada continua les perjudica enormemente.

      No se pone por delante a las niñas y niños que sus padres tienen que hacer uso del comedor y, por la consiguiente bajada de usuarios, va a ofrecer una peor calidad de comida al no ser rentable.

      No se piensa en que los niños tendrán menos oferta de extraescolares al bajar el número de apuntados a las mismas, con el riesgo también de que suban de precio.

      No se piensa en las pobres criaturas de infantil que van a tener que comer a las 14 cuando pediatras recomiendan comer antes (buscad lo que opina la AEPED y la sociedad valenciana de pediatría al respecto)

      Obviamente los profesores pueden luchar por sus derechos laborales, faltaría más, pero nunca poniendo por delante argumentos no validados como que la jornada continua es mejor para los niños, porque yo misma he comprobado que ni es mejor ni peor...

      Así que si el rendimiento académico es el mismo creo que se deberían valorar otros aspectos.

      Eliminar
    2. Debemos creernos que tú comes a las 12:30 los fines de semana? Porque creo que en España es poco común este horario, realmente no creo que eso provoque más diabetes a nuestros hijos. En cuanto a los niñ@s con necesidades educativas especiales, por experiencia propia sé que la jornada continua facilita que acudan a sus centros de apoyo sin perder clase, cosa que antes si ocurría por la tarde. Gracias

      Eliminar
  10. Sí llevamos ya dos años con jornada continuada y los profes están contentos, los padres están contentos y los niños están contentos ¿dónde está el problema? Es que no lo entiendo.

    ResponderEliminar
  11. Muchos pequeños de Infantil entran en pánico en los comedores escolares masificados. El ruido les crea mucho estrés, algunos comen tapándose los oídos, otros lloran. Los hay que iban al cole a rastras y cuando se les ha sacado del comedor van felices. Habría que preguntar a los responsables de comedor, pero creo que ese problema ha mejorado con la jornada continua.

    ResponderEliminar
  12. Como padre con alumnos en uno de estos colegios creo que no deberíamos entrar en el juego de algunos comentarios aquí vertidos, en los que creen que esto es un movimiento laboral y culpabilizan a un sector (el profesorado).

    A pesar de que discrepo en la opinión de los profesores de que la jornada continua es mejor, creo que son unos profesionales excepcionales que velan por la educación de las niñas y niños por delante de todo. Es injusto acusarles de que solo quieren su beneficio.

    Ellos tienen sus argumentos objetivos de las bondades de este tipo de jornada, los padres tenemos nuestras dudas... y es totalmente lícito.

    Así que, como dicen muchas plataformas, se debe ir a votar en masa, sea cual sea tu opinión, y que quede clara la postura de las madres y padres. Parapetarse tras la abstención, aunque no es antidemocrático, no es elegante.

    Así que mi consejo es votad, votad pensando bien las consecuencias, beneficios y perjuicios, pero votad y demostrad vuestra preferencia real.

    Somos todos adultos y buscando un poco podemos encontrar estudios sociológicos, pediátricos y pedagógicos totalmente objetivos que hablan sobre el tema y nos pueden ayudar a decidir.

    Un saludo

    ResponderEliminar

Por favor, sea respetuoso en sus comentarios.

EL TIEMPO EN LAS TABLAS

El tiempo - Tutiempo.net

EL AIRE DE MADRID

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

NIVEL DE LOS EMBALSES

CARTELERA DE CINE

TRÁFICO EN LAS TABLAS

CALIDAD DEL AIRE EN EL BARRIO