viernes, 13 de diciembre de 2019

La "generación del bilingüismo" en Madrid se estrella contra el Informe PISA

Malos tiempos para la educación en España. Si hace escasas fechas se pronunciaba el actual Consejero de Educación de Madrid, Enrique Ossorio, y aseguraba "un replanteamiento del bilingüismo en todas sus etapas", ahora le llega el turno al Secretario de Estado de Educación en funciones, Alejandro Tiana, que tras los pésimos resultados del último informe PISA afirmaba recientemente que los datos en lo que se refiere a nuestro país "deben hacer reflexionar al sistema educativo español", al tiempo que prometía cambiar el currículo escolar. 

Y es que el batacazo recibido por las instituciones tras la publicación del último Informe PISA 2018 ha puesto en estado de shock a los 17 sistemas educativos existentes en España, que han visto cómo en mayor o menor medida empeoraban sus ratios respecto al último informe de hace 3 años. Y entre todos ellos, la región que se lleva la palma es la Comunidad de Madrid, donde la caída se ha producido con mayor estrépito.

Eso al menos es lo que se desprende tanto de los datos como de las expectativas que el gobierno regional había depositado en estas pruebas externas de la OCDE, que en esta ocasión medían las competencias educativas adquiridas por cerca de 600.000 estudiantes de 15 años en 79 países, de los que 40.000 eran alumnos en el último tramo de la Educación Secundaria Obligatoria de 1.102 institutos españoles.

Los resultados del informe para la región de Madrid son demoledores: en tres años el sistema educativo madrileño ha pasado de ser segundo y cuarto en ciencias y matemáticas respectivamente a posicionarse en el noveno puesto en ambas disciplinas a nivel nacional. De la otra competencia que mide el Informe PISA, la comprensión lectora, no se facilitan datos puesto que España ha sido el único país donde se han producido irregularidades de tal magnitud en el desarrollo de la prueba que han llevado a los organizadores a considerar conveniente no publicar los resultados.

Generación del bilingüismo

Había un especial interés académico y social en Madrid por conocer las conclusiones de este informe ya que, por primera vez, se iban a medir los resultados de chavales que pertenecen a una generación que ha vivido de lleno en sus años de escolarización la última crisis económica iniciada en 2008, el boom de los smartphones y la introducción de los programas AICLE de bilingüismo en el sistema educativo. Y los resultados ciertamente son frustrantes: bajada de 17 puntos en matemáticas (de 520 a 503) y de 29 puntos en ciencias (de 516 a 487), un contenido éste último que tanto en su vertiente de ciencias naturales como sociales se imparte en inglés en el 40% de los institutos madrileños y que, según varios expertos, viene a significar un retraso en los conocimientos asimilable a un curso académico.


“Hay niños que no pueden estudiar ciencias naturales y sociales sólo en inglés porque no son capaces de asimilar esas disciplinas en esa lengua”, asegura Carmen Marcos, profesora de un colegio público bilingüe. “En vez de ayudarles, les ponemos un escollo más en su formación". Afirmaciones como ésta ponen en cuestión el actual sistema de inmersión linguística de la Comunidad de Madrid y se unen a las conclusiones de un reciente estudio de la Asociación de Enseñanza Bilingüe que, aunque partidaria de este tipo de educación, ha criticado abiertamente tanto su utilización política como la falta de capacitación del profesorado a la hora de impartirlo.

Judy Willis, neuróloga y reconocida divulgadora educatica, traslada el foco de la presión de los alumnos a la comunidad educativa y pone el dedo en la llaga: "Que quienes imparten clases desconozcan cómo funciona la memoria, cómo presta atención el cerebro y de qué factores depende el aprendizaje resulta inconcebible a estas alturas".

La letra pequeña del Informe PISA

Más allá de los titulares de prensa y de los principales indicadores del Informe PISA 2018, el estudio deja una cantidad de información adicional relevante que, por unas razones u otras, no se ha transmitido a la opinión pública con la misma intensidad. Se trata de otros indicadores "secundarios" que reflejan una inquietante realidad y no sólo plantean motivos para la preocupación sino que resultan incluso más significativos que las principales competencias educativas objeto de medición.

Así, el informe pone de manifiesto que tan sólo el 9% de los alumnos de 15 años que realizaron las pruebas es capaz de distinguir entre hechos y opiniones, un bochornoso porcentaje teniendo en cuenta que se trata de una generación que tiene acceso ilimitado tanto a información veraz como a fake news a través de los smartphones. Desde 2009 hasta la actualidad se ha ido incrementando el número de jóvenes que sólo lee si se les obliga, reduciéndose del 60% al 25% el número de aquéllos que leen periódicos.

Otro de los mitos que el informe deja caer es el de que la inversión  per se es determinante en la mejora de la educación. Según se desprende de los datos actualizados a 2018, en los últimos años el conjunto de los países de la OCDE ha aumentado la inversión en educación un 50% y sin embargo los resultados no sólo no mejoran sino que sufren un ligero retroceso.

Respecto a España, llama la atención que se haya considerado tanto desde las administraciones públicas como desde gran parte de los medios de comunicación como un dato positivo el que sólo un 17% de alumnos españoles afirmen haber sufrido acoso escolar varias veces durante el último mes antes de las pruebas PISA, frente al 23% de la OCDE. Al margen de comparaciones, los datos PISA vienen a decir que casi 1 de cada 5 chavales españoles en el rango de edad seleccionado sufre bullying en la actualidad, una realidad que debería disparar todas las alarmas en la comunidad educativa.



Aunque tanto el informe global como el referido a España deja otras muchas perlas, conviene por último resaltar que algunos de los países a los que el Informe PISA otorga los mejores resultados académicos y que desde muchas instancias educativas en España se ven como ejemplos a seguir (China, Singapur, Hong Kong, Japón, Finlandia, Polonia) utilizan en mayor o menor medida el castigo físico hacia sus alumnos y/ó están a la cabeza en número de suicidios adolescentes por motivos escolares, así como a la cola del nivel de satisfacción con sus vidas expresado por sus alumnos./

(Enlace al informe en inglés)
(Enlace al informe en español)

Share:

1 comentarios:

Por favor, sea respetuoso en sus comentarios.

D.E.P.

EL TIEMPO EN LAS TABLAS

El tiempo - Tutiempo.net

EL AIRE DE MADRID

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

NIVEL DE LOS EMBALSES

CARTELERA DE CINE

TRÁFICO EN LAS TABLAS

CALIDAD DEL AIRE EN EL BARRIO