viernes, 20 de diciembre de 2019

Belenes Vivientes, una buena opción turística para revitalizar el entorno rural estas navidades

A pesar del interés de muchos grupos mediáticos y comerciales en convertir la Navidad en un evento consumista más, una de las atracciones más reclamadas estas fiestas por los madrileños es al mismo tiempo una de las más tradicionales: los belenes vivientes. Y, curiosamente, suelen celebrarse en poblaciones pequeñas donde la globalizada mercadotecnia "navideña" llega con menos intensidad.

Se trata de representaciones del Nacimiento del Niño Jesús donde los personajes son interpretados por personas y en las que se teatraliza las escenas típicas que rodean al evento, desde la icónica escena del Portal de Belén hasta el entorno que acompaña a la escena. Suelen incluirse pastores, aldeanos, oficios típicos de la época y mucho atrezzo para dar realismo a la representación. Todos los personajes son encarnados por actores excepto, por razones obvias en estas fechas invernales, el niño Jesús, para el que se suele recurrir a un muñeco.

Del interés que despiertan estos belenes entre los madrileños da buena muestra el grado de afluencia de sus visitantes. Uno de los más famosos, el que se celebra en El Molar, ha contado este año con cerca de 160 personas voluntarias para representar hasta 21 escenas del Belén y recibió en la pasada edición cerca de 2.000 visitantes. Aunque estas cifras se quedan cortas si hablamos del que organiza un pueblo muy próximo, Buitrago de Lozoya, que puede presumir de que su Belén Viviente, con más de 30 años de historia, está considerado Fiesta de Interés Turístico Regional y puede llegar a recibir más de 20.000 visitantes este año. De hecho no quedan entradas disponibles para casi ninguna fecha de la presente edición, que contará con más de 200 actores representando hasta 41 escenas bíblicas a lo largo de un recorrido de 1.300 metros.

Otros Belenes Vivientes cerca de Las Tablas

Con el de El Molar ya celebrado y el de Buitrago de Lozoya casi sin entradas, ¿cuales son las opciones más próximas al barrio para disfrutar de alguna de estas representaciones? Pues opciones hay, sin duda, y no especialmente lejos. Por la autovía A-1 (Madrid-Burgos) se puede llegar hasta Alalpardo, municipio próximo a Fuente el Saz de Jarama, donde se celebra los próximos días 25 y 26 de diciembre (miércoles y jueves) a partir de las 19 horas en el Parque Nuestra Señora del Rosario, en la que será ya su XXII edición.

También por la A-1 se puede acceder hasta la localidad de El Berrueco, que organizará su Belén Viviente los sábados 21 y 28 de diciembre a partir de las 17:30 horas, y aunque la asistencia es gratuita hay que recoger las entradas previamente en el Ayuntamiento (a partir de las 13:30 horas).


Por la carretera M-607 se puede llegar hasta Colmenar Viejo, que el sábado 21 de diciembre celebrará su propia versión del Belén Viviente a las 18:30 por la zona de la Basílica. Y poco más allá, en Manzanares El Real, el Belén Viviente se celebrará el sábado 21 y el domingo 22 en el Castillo de los Mendoza, con entrada libre hasta completar aforo, que se podrá adquirir el mismo día de la celebración del espectáculo en la Oficina de Turismo y en la puerta del Castillo, frente al campo de fútbol, desde las 16:30 horas.

No son los únicos. Otros municipios de la región que organizan por estas fechas este evento son Parla, Brunete, Serranillos del Valle, Valdeavero, Pezuela de las Torres, Anchuelo, Villarejo de Salvanés o Valdepiélagos. Un buen momento este año para visitar alguno de ellos, disfrutar de una actividad local realizada con todo el cariño y entusiasmo por sus habitantes y contribuir a reconocer y revitalizar un poco el entorno rural más próximo a nuestra ciudad, que tanta falta hace./
Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, sea respetuoso en sus comentarios.

CORONA APP MADRID

EL TIEMPO EN LAS TABLAS

El tiempo - Tutiempo.net

EL AIRE DE MADRID

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

NIVEL DE LOS EMBALSES

CARTELERA DE CINE

TRÁFICO EN LAS TABLAS

CALIDAD DEL AIRE EN EL BARRIO