miércoles, 9 de octubre de 2019

Una federación madrileña de AMPAs inicia acciones de demanda colectiva contra las editoriales de libros de texto y anima a unirse a las familias perjudicadas

Ya lo adelantábamos el pasado mes de julio en Livin' Las Tablas y estos días comienza a hacerse realidad: las editoriales de libros de texto no universitario tendrán que hacer frente a una demanda colectiva interpuesta por la comunidad educativa en la que se reclamará la devolución para las familias perjudicadas del sobrecoste abonado por los libros de texto adquiridos desde 2012.

Esa es la fecha en la que ANELE (Asociación Nacional de Editores de libros y material de enseñanza) comenzó una práctica de acuerdo de precios e intercambio de información sensible entre sus asociados que el organismo público regulador (CNMC) dictaminaba recientemente como anticompetitivo y sancionaba con una multa de 32,2 millones de euros.

El anuncio de la demanda contra estas prácticas ilícitas, basada en la reciente resolución S/DC/0594/16 de la CNMC, lo realizaba hace unos días la Federación de la Comunidad de Madrid de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (FAPA) Francisco Giner de los Ríos, una organización que acoge hasta 800 AMPAs y representa 200.000 familias de alumnos de la comunidad madrileña.

Según FAPA, las infracciones cometidas por ANELE y sus editoriales asociadas suponen que el precio pagado por las familias españolas en concepto de libros de texto desde el año 2012 hasta la fecha resulta claramente abusivo, superior al que debió haber sido si dichas conductas no hubieran tenido lugar. Según la federación de AMPAs, el sobreprecio abonado por los damnificados (los padres de alumnos) se puede cifrar en alrededor del 32 %.

Asímismo, FAPA asegura que todos aquellos que adquirieron libros de texto no universitarios entre los años 2012 y 2018 tienen derecho a reclamar a las editoriales infractoras el precio abonado de más. Esto incluye los libros de Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato, todos los grados de FP, Escuelas Oficiales de Idiomas, Enseñanzas Artísticas, Conservatorios de Música y Escuelas de Adultos, entre otros.

En la infracción de las editoriales de libros de texto sancionada por la CNMC y que sirve de base legal para la reclamación colectiva de FAPA se ha acreditado la implicación de un total de 33 empresas: tres pertenecientes al grupo Edelvives, seis al grupo editorial Anaya, otras seis del grupo SM, siete empresas del grupo Santillana (Grupo PRISA), dos empresas del grupo editorial Bromera, además de Ediciones Bilingües, Edebé, Editex, Ediciones Laberinto, MacMillan, Mc Graw Hill, Oxford University Press, Pearson Educación y la editorial Teide. A todas ellas hay que añadir la responsabilidad que recae sobre la asociación ANELE, la Asociación Nacional de Editores de libros y material de enseñanza.

La demanda promovida por FAPA será interpuesta por el despacho jurídico GLOBAL CS, especialista en demandas colectivas, y adherirse a la misma costará a cada familia, independientemente del número de hijos escolarizados, 23 € en concepto de provisión de fondos a devolver en caso de éxito y una minuta del 15% para el despacho jurídico a descontar de la devolución obtenida. Según estimaciones de FAPA, una familia con dos hijos y un gasto medio de 250 euros al año en libros por hijo durante 6 años (dentro del período de duración del "cártel de las editoriales" 2012-2018), recuperaría cerca de 800 € más intereses una vez detraída la minuta del despacho.


Aunque ya están iniciados los trámites para la interposición de la demanda y el llamamiento a la adhesión de las familias perjudicadas, habrá que esperar aún unos meses para que el procedimiento se sustancie, a la espera de la resolución de los recursos interpuestos por ANELE y algunas de sus editoriales asociadas contra la resolución de la CNMC, recursos en los que defienden la legalidad de sus prácticas, alegando básicamente que se trata de un "código de conducta destinado a erradicar la solicitud o entrega de regalos de todo tipo a los docentes y centros de enseñanza como contrapartida a la selección que, cada año, realizan de los libros de texto que deben utilizar los alumnos".

El sector editorial español de los libros de texto desembolsaba hasta el año 2012, cuando empezó a funcionar el "cártel" sancionado por la CNMC, entre 40 y 80 millones de euros anualmente en promociones, alcanzando casi el 12% de su facturación. Un desembolso que a partir de esa fecha dejó de abonar merced al "código de conducta" interno sancionado por la CNMC, si bien el precio de los libros de texto ha seguido aumentando desde esa fecha a razón de un 1% anual. La FAPA Giner de los Ríos considera que "el precio de los libros de texto no universitarios es un 47% superior al de resto de títulos publicados por las editoriales en libro físico y hasta un 80% en libro digital", además de subrayar que la multa impuesta por la CNMC (32,2 millones de euros) resulta muy inferior a los beneficios obtenidos durante estos años por las editoriales implicadas.

Desde la federación Francisco Giner de los Ríos animan a las familias que se sientan perjudicadas a participar en la demanda colectiva, recalcando que cualquier familia que se sienta perjudicada puede adherirse, aunque su reclamación sea por menor período del afecto a la misma. La fecha límite para la preparación de la reclamación será el próximo 25 de enero de 2020, por lo que el período de adhesión finaliza en principio en esa fecha.

Todos los detalles sobre cómo adherirse a esta iniciativa pueden encontrarse en el siguiente enlace.

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, sea respetuoso en sus comentarios.

EL TIEMPO EN LAS TABLAS

El tiempo - Tutiempo.net

EL AIRE DE MADRID

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

NIVEL DE LOS EMBALSES

CARTELERA DE CINE

TRÁFICO EN LAS TABLAS

CALIDAD DEL AIRE EN EL BARRIO