martes, 20 de septiembre de 2022

Las Tablas, el barrio del norte de Madrid con mayor presencia de grafitis

Las Tablas, y por extensión el barrio de Valverde,  se lleva la palma en lo que a presencia de grafitis se refiere en la mitad norte de la ciudad de Madrid, sólo comparable a la profusión de pintadas que  pueden encontrarse en otras zonas al sur de la ciudad, como son los distritos de Centro, Latina, Carabanchel o Puente de Vallecas.

Según datos facilitados por el Ayuntamiento de Madrid, los seis barrio del distrito Centro acaparan la mayor proliferación de pintadas de la ciudad, seguidos por once barrios situados en cuatro distritos: Valverde (Fuencarral-El Pardo); Aluche, Las Águilas, Lucero, Puerta del Ángel (Latina); Buenavista, Opañel, San Isidro y Vista Alegre (Carabanchel); Numancia y San Diego (Puente de Vallecas).

De esta forma, el barrio de Valverde (en el que están incluidos tanto Las Tablas como Tres Olivos) tiene el dudoso honor de posicionarse como la zona más afectada por la presencia de grafitis en la mitad norte de la ciudad. 

Como ya hemos denunciado en otras ocasiones en este digital, desde hace unos años se ha intensificado la presencia de este tipo de vandalismo urbano en Las Tablas, un problema que afecta no sólo a los comerciantes, que ven sus escaparates vandalizados, sino también al mobiliario urbano: fachadas de edificios, equipamientos públicos como el depósito de agua de la calle Portomarín, el túnel del Metro Ligero, parques infantiles, la pista de skate de la avenida Camino de Santiago e incluso en las lonas de vehículos industriales estacionados o en los exteriores de centros escolares como el CEIP Gabriela Mistral.

"Patrullas antigrafitis"

La respuesta del Ayuntamiento ante este problema ha sido la puesta en servicio de las "patrullas antigrafitis", una iniciativa enmarcada en el nuevo contrato de gestión del Servicio Público de Limpieza Urgente (SELUR) que comenzó a funcionar a finales de agosto. Estas patrullas no sólo han de responder a los avisos de la ciudadanía para eliminar las pintadas, sino que deberán revisar de manera periódica -de acuerdo a las frecuencias de paso establecidas por el Ayuntamiento de Madrid- las zonas de los distritos donde su aparición es habitual, para limpiarlas. 

En el distrito Centro está previsto que se revisen las zonas sensibles para su limpieza una vez cada 25 días, mientras que en el barrio de Valverde se hará cada 45 días. En los 114 barrios de la ciudad menos afectados, la frecuencia de intervención será cada 60 días.

Según señalaba el alcalde Martínez Almeida el pasado mes de agosto, de los 23 millones destinados al SELUR, casi 6 millones de euros se reservan para la eliminación de pintadas vandálicas. 

Pintadas en área de descanso de Vía Verde Ciclista en Las Tablas


Hasta ahora, la limpieza de grafitis en Madrid se realizaba con una plantilla común para todos los servicios, atendiendo a las necesidades del día y bajo la planificación de la Dirección General de Servicios de Limpieza y Residuos. El SELUR sólo actuaba cuando había que eliminar pintadas alusivas, amenazantes o de alarma social contra personas e instituciones. Sin embargo, las nuevas ‘patrullas antigrafitis’, formadas por 55 operarios en los turnos de día de diario y fines de semana, pretenden intensificar la limpieza de estas pintadas, indistintamente de su temática (alusivas o no) y sobre un mayor abanico de materiales vandalizados. De hecho, entre las mejoras que aporta el nuevo contrato es que se podrán retirar las pintadas sobre superficies metálicas, metracrilatos y de plástico, que hasta ahora no se cubrían por parte de los servicios municipales. 

La totalidad de los avisos relacionados con pintadas por cualquier canal de atención al ciudadano serán atendidos por el SELUR. El Área de Medio Ambiente y Movilidad crea doce equipos exclusivamente dedicados a retirar los grafitis de avisos ciudadanos, siendo el plazo de resolución de 7 días desde la recepción del aviso. En el caso de pintadas de grafitis alusivas, el concesionario deberá proceder a su eliminación en un tiempo inferior a 3 horas. 

Sanciones más duras pero pocas denuncias

En el año 2021 en Madrid, si bien se realizaron 42.994 servicios de limpieza para eliminar las pintadas vandálicas proyectadas sobre 167.693 metros cuadrados de fachadas de edificios, tan sólo se interpusieron 185 denuncias por la realización de grafitis. 

En diciembre de 2019, el Gobierno municipal endureció los importes por esta infracción, atendiendo a los márgenes que permitía la legislación. Algunas multas se llegaron a duplicar o triplicar. Por ejemplo, en el caso de las pintadas sobre los cierres comerciales o elementos asociados a actividades económicas se elevó de 500 a 1.000 euros; sobre mobiliario urbano, muretes o pilares y puertas, de 300 a 600 euros, o en edificios emblemáticos, las multas por pintadas de menos de un palmo ascienden a 2.000 euros y las que lo superan, 3.000.   

Uno de los cauces para realizar este tipo de denuncias es la web Avisos Madrid, si bien también puede realizarse a través de redes sociales o por teléfono. /

Imágenes: ©LivinLasTablas

Share:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, sea respetuoso en sus comentarios.

EL TIEMPO EN LAS TABLAS

El tiempo - Tutiempo.net

EL AIRE DE MADRID

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

NIVEL DE LOS EMBALSES

CARTELERA DE CINE

TRÁFICO EN LAS TABLAS

CALIDAD DEL AIRE EN EL BARRIO