domingo, 9 de abril de 2017

¿Te vas de vacaciones unos días? Cómo actuar si vuelves a casa y te la han "okupado"

TIRANDO A DAR
Livin' Las Tablas

Te vas de vacaciones unos días con los niños y a la vuelta te encuentras con que alguien, aprovechando tu ausencia, se ha metido en tu casa, ha cambiado las cerraduras y te dice que te largues por donde has venido que ahora esa vivienda está "okupada". Así que te quedas en la puerta sin saber qué hacer, con cara de hipoteca, con las maletas en la mano y los niños preguntándote ¿qué pasa, papi?

¿Ciencia ficción? No, está ocurriendo. Y los casos, al menos en nuestra ciudad, van en aumento.

En el municipio de Madrid, donde parte del equipo de Gobierno del Consistorio (Ahora Madrid) procede o ha estado estrechamente relacionado con el movimiento okupa, los casos han aumentado exponencialmente en los últimos ocho meses. Hemos pasado de 1205 casos censados en la capital hasta septiembre de 2016 a 2443 contabilizados este mismo mes de abril. La mayoría son viviendas o locales vacíos, pero también los hay que son hogares o, como se dice ahora, primeras residencias. En cualquier caso, la legislación que se aplica es sustancialmente la misma.

No hace falta saber mucho de estadística para concluir que el número de viviendas "okupadas" en Madrid se ha duplicado en menos de un año.

¿Hay algún caso en Las Tablas? No, de momento (respira), al menos que sepamos. La tipología de viviendas en nuestro barrio, con (entre otras cosas) portero físico 24 horas en la mayoría de las urbanizaciones, resulta disuasorio para los okupas. Los distritos y barrios que se llevan la palma son Usera, Villaverde, Puente de Vallecas, Carabanchel, Ciudad Lineal, Villa de Vallecas, La Latina y Centro (Lavapiés sobre todo). Vamos, medio Madrid de centro para abajo.

Así que si vives en Las Tablas puedes respirar tranquilo (por ahora) pero tampoco demasiado, pues si te toca a ti se te aplicará la misma legislación que está dejando a los propietarios víctimas de okupaciones al pie de los caballos en el resto del municipio y del país.

Y es que recuperar tu vivienda o local no va a ser tan fácil.

Posiblemente te estés enfrentando contra verdaderos profesionales de la okupación muy bien asesorados. La "Oficina de Okupación de Madrid", un colectivo afín a este movimiento y en cuyo logo se puede leer la frase "Nunca dormiréis tranquilos, tenemos las llaves de todas las puertas",  ha tenido la "gentileza" de editar un Manual de Okupación disponible en internet que representa un verdadero decálogo de cómo actuar en el filo de la legalidad para prolongar lo más posible la estancia en el inmueble ocupado. Logicamente, las mafias de la okupación (a las que les da lo mismo ocupar locales vacíos que viviendas habitadas) han tomado buena nota de estas técnicas para asesorar a sus "clientes", a los que por una cantidad de dinero les facilitan la localización y apertura de las viviendas seleccionadas.


¿Cómo actuar ante una okupación? Evidentemente, llamando a la Policía cuanto antes. La única forma de echar inmediatamente a los okupas es pillarles in fraganti o cuando aún no han cerrado la puerta de la vivienda o local okupado, por lo que la celeridad en la denuncia es fundamental. Desgraciadamente, no siempre se llega a tiempo. Lo que sí es importante es poder demostrar la fecha y forma en que han accedido ilegalmente a la vivienda, o bien a través de testigos o mediante la instalación de cámaras de vigilancia.

Si la policía acude y la puerta ya está cerrada, con sus nuevas cerraduras o simplemente un candado, los agentes necesitarán una orden judicial para poder acceder. Y aquí es donde empiezan los problemas. De momento, olvídate de dormir en tu casa durante una larga temporada. Y ni se te ocurra cortarles la luz o el agua porque es muy posible que mientras dure el contencioso te toque pagarlo.

En el caso de que haya que iniciar un litigio judicial, será posible acusar a los okupas por un delito de usurpación según el artículo 245.2 del Código Penal, por haberse establecido en una vivienda o local sin autorización del propietario. Este proceso judicial supone una demora en la solución del problema de meses e incluso años, así como un desembolso económico importante para el propietario, quien debe, entre otras cosas, contratar a un abogado antes de comenzar con todo el procedimiento.

Si los inquilinos ilegales son finalmente condenados a abandonar la casa y pagar las costas, así como los desperfectos de la casa si los hubiere (que probablemente los habrá), estos en la mayoría de los casos se declaran insolventes y no llegan a pagar los gastos que se les imputen, así que es el propietario quien, en última instancia, asumirá todos los costes.


El problema es de tal magnitud que ya han empezado a funcionar empresas de seguridad especializadas en la protección de los inmuebles. Las hay que actúan como servicio preventivo de vigilancia, facilitando la detección de okupas y por tanto su desalojo inmediato. También hay quién ha visto un mercado emergente en la instalación de puertas anti-okupas, por no hablar de las empresas que se prestan a echar "amistosamente" a los okupas de las viviendas usurpadas.

Con tanto negocio alrededor, cuesta pensar que el problema de la okupación vaya a desaparecer a corto plazo, y a más de uno se le quitan las ganas de irse de vacaciones.

Share:

1 comentarios:

  1. Yo lo que recomiendo es que no escatiméis con el tema de seguridad y, si tenéis que comprar cerraduras, os vayáis a las de calidad como las cerraduras de Inceca, que son las que casi todos los cerrajeros recomendamos por su fiabilidad y seguridad. Espero que esto sea un buen aporte, un abrazo!!! Francisco.

    ResponderEliminar

Por favor, sea respetuoso en sus comentarios.

EL TIEMPO EN LAS TABLAS

El tiempo - Tutiempo.net

EL AIRE DE MADRID

NIVEL DE LOS EMBALSES

TU MENÚ EN LAS TABLAS

CARTELERA DE CINE

TRÁFICO EN LAS TABLAS

CALIDAD DEL AIRE EN EL BARRIO