Marías en el andén

NOTICIAS BIODEGRADABLES
Jaime S. Cedro

Aunque menos santo de mi devoción que su padre Julián, puestos a elegir ya podía Ayuso haber decretado tres días de luto en la Comunidad en recuerdo del escritor madrileño Javier Marías, fallecido recientemente, que no en honor de la finada reina inglesa. 

Hay cosas que no se entienden si no es desde la mezquina pleitesía del "carguito" ante el poder con mayúsculas, ese que te acaricia el lomo con recepciones, ágapes e inversiones especulativas desde la City, y más con Madrid Nuevo Norte a la vuelta de la esquina. La de Balmoral sólo se dignó asistir a un viaje oficial a España en 70 años y 214 días de reinado (1988), que ya es decir siendo vecinos. Un periplo cortesano aquél que cuentan las crónicas estuvo cuajado de la frialdad de quien domina el protocolo pero se siente enemigo del anfitrión. En Madrid estuvo horas, se llevó el trágala de visitar las tumbas de sus adversarios en El Escorial y no volvió nunca. Y ahora va la presidenta y le dedica tres días de condolencias impostadas.

A Javier Marías, madrileño de Chamberí y reivindicador del papel vertebrador del castellano, una calle y una biblioteca como mucho. Resulta sonrojante comprobar cómo se han apresurado ciertos políticos municipales a solicitar la inclusión de su nombre en los odónimos locales, tal y como ya ocurrió con Almudena Grandes, esas prisas provocadas por el aquel de que se les adelanten otros. Qué cuquis. No sería extraño que los postulantes, que todos sabemos quienes son porque repiten, ni hayan ojeado en su vida un libro de Javier Marías ni, sobre todo, hayan parado mientes en su artículo "Terrorismo Informativo" publicado en 2020 en El País, donde el autor pone a caldo a los voceros afines de la izquierda patria, dueños en suma de la gran mayoría de los medios de desinformación.

Da igual, el paripé es el paripé y en los Plenos de la Comunidad, el ayuntamiento y los distritos estos entuertos dan mucho de sí al gusto de todos. Javier Marías, desde el andén en el que esté esperando su tren, como decía Carlos Goñi, se estará echando sus risas postreras, ajeno ya a estas cuitas. Como buen espíritu libre, se cogerá hacia el más allá el tren que le dé la gana, excepto si es de media distancia, que esos Sánchez los ha eliminado todos.

©JaimeCedro

EL TIEMPO EN LAS TABLAS

El tiempo - Tutiempo.net

EL AIRE DE MADRID

NIVEL DE LOS EMBALSES

CARTELERA DE CINE

TRÁFICO EN LAS TABLAS

CALIDAD DEL AIRE EN EL BARRIO